SOBRE EL CD “QUIXOTE IN NEW YORK”

 

En España, a finales del S.XX Tomás Marco empieza a hablar de la música "bien sonante" en contraposición a la música atonal, dos fuerzas  que hasta el día  de hoy no han conseguido ir de la mano y siguen en constante diatriba. Y “Quixote in New York“  recoge esta nueva tendencia de la música contemporánea del S. XXI.

 

Es Pedro Vilarroig quien aglutina más ampliamente una nueva corriente  de composición que él mismo denomina Neotonalismo, a través de su amplio catálogo de obras que incluyen 9 sinfonías, además de numerosas obras corales, música de cámara y piano sólo. Su pieza para piano “El acantilado negro” es, según el autor, una obra neotonal porque unifica y mezcla estilos muy diferentes. Dentro de esta corriente se engloban algunos compositores que utilizan de nuevo la tonalidad después de que ésta fuese marginada en gran medida por las corrientes de la mal denominada música contemporánea. La pieza “Delocrium” de Carlos Martínez de Ibarreta también sigue esta línea neotonal, aunque a él le gusta más acuñar en su catálogo el término neomodal. En este caso particular  es una música compuesta a partir de la escala locria, fuertemente inspirada en la música de los grandes maestros del simbolismo francés Claude Debussy y Maurice Ravel.

 

Es corriente encontrar que los compositores actuales que se rigen por una utilización de la tonalidad, difieren enormemente en sus correspondientes estilos ya que éstos dependen de las influencias recibidas. Suele ser habitual, entre dichas influencias, que se encuentren el jazz, la música de cine, étnica, electroacústica y el propio atonalismo del siglo XX , confiriendo no sólo una gran riqueza a este tipo de composición sino una libertad de expresión que quedó truncada con la imposición de lo estrictamente atonal en la segunda mitad del siglo. Por eso existen muchos compositores, quienes basando habitualmente sus composiciones en el ámbito atonal, no tienen inconveniente en recuperar la tonalidad y la modalidad en algunas de sus obras, incluyendo elementos tradicionales que son de una mayor aceptación por el gran público. Un claro ejemplo es  "Rumores de El Puerto" de Consuelo Díez. Esta obra  está basada en las dos obras de Albéniz “Rumores de la caleta” y “El puerto” con las que Consuelo ha tenido un mayor contacto como pianista desde sus tiempos de estudiante, y que fue encargada por la Sociedad Estatal de Conmemoraciones culturales en el “Año Albéniz 2009” conmemorando el centenario de la muerte del compositor.

 

Con "Serenidad idílica" ha sido como un flechazo. Esta obra, en palabras de su autor Marcos Cruz, “trata de explicar musicalmente lo que es la mente humana, la dificultad que tiene intentar mantenerla libre de pensamientos durante algunos instantes”. Marcos me la dedicó con gran afecto y  se la estrené  en el Auditorio Nacional de Música de Madrid. Al interpretarla siento una  paz interior que espero se os transmita también ahora mientras la escucháis. Es una música realmente hermosa que nos hace evadirnos por unos minutos. Recientemente escuché su obra "La Tempestad" en el Teatro Real de Madrid, y el flechazo continúa...

 

Los Preludios Serra de Alexis Soriano también utilizan  un lenguaje atemporal, muy dinámico, y fluido, fácil de escuchar, sin pomposidad ni artificio, muy bien estructurado, y muy estable en el discurso. ¡Todo un descubrimiento! Están inspirados en las esculturas de Richard Serra que se exponen en el Museo Guggenheim de Bilbao.

 

Una parte del contenido de este programa sigue la línea  de los auto-denominados “otros contemporáneos”: el madrileño Jorge Grundman, que también acuña el término “música consonante” y los barceloneses Miquel Ortega y Albert Guinovart  con un estilo musical muy personal, distinguiéndose ambos por su facilidad para la melodía y el uso de la tonalidad. En el caso de Ortega con su pieza Preludio y danza nº 1  que también me dedicó y estrené en el Auditorio Nacional de Música de Madrid, se inclina más por la modalidad, preferentemente, con incursiones politonales. Por el contrario en Skyshadows de Guinovart, inspirada en “I Happen To Like New York” de Cole Porter, confluyen el mejor jazz con vagas esencias europeas.. Un gran despliegue técnico, altamente virtuosístico, poderoso y con grandes sonoridades, al igual que The Loneliness of the Central Park Runner, de Jorge Grundman, obra de la que también soy dedicatario, y que estrené  en el Carnegie Hall de Nueva York. Con esta última pieza, ocurre algo mágico cada vez que la interpreto: me teletransporta al corazón de Manhattan. Es como una especie de viaje astral al pulmón de Nueva York.  Me paro, observo los rascacielos, sigo corriendo, me paro, observo a la gente, sigo corriendo, me paro...observo..y respiro profundamente...

 

 Estas dos piezas son el mejor ejemplo de la “otra música contemporánea” que también se está programando en los últimos años en todo el mundo. Según Grundman, “Consonante” es un término que no significa sólo “que suene bien”, sino que pone en consonancia al compositor, el intérprete y la audiencia. Los músicos tocan, no hay que explicar nada, el público disfruta y se va. Como ocurría antes.

 

Incluyo en este programa mi propia pieza “Remembering Bernstein”, con evocaciones a la música del que para mí es el más grande músico del S.XX, Leonard Bernstein, del que se cumple este año 2018 el centenario de su nacimiento  y 3 Preludios de Alejandro Coello, afincado en Alemania, y profesor en la Hochschule “Franz Liszt” de Weimar. Pretendemos aquí fusionar el Jazz contemporáneo con las últimas incursiones de la Música Consonante, el  Neotonalismo y la Vanguardia de los primeros años del S. XXI.  En esta música priman más el corazón y el instinto natural que la razón, más la frescura y la atemporalidad que la intelectualidad o la matemática. Más la improvisación que la premeditación.

 

Terminando el recital, “Quixote in New York” de Emilio Coello, estrenada en el Carnegie Hall de Nueva York. Fue compuesta especialmente para la ocasión en el 400 aniversario de la muerte de Cervantes. Resume  desde sus primeros acordes la esencia de este viaje viaje musical,  repleto de muchos secretos, y  además, da nombre al CD.

 

Así definió este proyecto recientemente la revista MELÓMANO:

 

"El personaje de Don Quijote es hoy metáfora del idealismo y del gran esfuerzo que muchos compositores, directores y músicos deben hacer para llevar a buen puerto proyectos artísticos”

 

Tito García González

© 2016  GarGon music media

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now